maltrato infantil, ¿en casa?


Hoy, 4 de junio, se celebra el Día Internacional de los Niños Víctimas Inocentes de la Agresión (International Day of Innocent Children Victims of Aggression). Esto, a partir de 1982, cuando la Asamblea General de la ONU, en su período extraordinario de sesiones de emergencia sobre la cuestión de Palestina, decidió establecerlo así, ante la consternación por el gran número de niños palestinos y libaneses inocentes, víctimas de los actos de agresión de Israel (Resolución ES-7/8 (Naciones Unidas, ONU).

Maltrato infantil es toda forma de violencia, perjuicio o abuso físico o mental, descuido o trato negligente, malos tratos o explotación,  que va en contra de un adecuado desarrollo físico, cognitivo y emocional de los niños y las niñas, mientras que se encuentran bajo la custodia de sus padres, de tutores o de cualquier otra persona que los tenga a su cargo. Ello supone la existencia de maltrato físico, negligencia, maltrato psicológico o abuso sexual.

1- Maltrato físico

Se refiere a acciones no accidentales, por parte de los padres o cuidadores, que provocan en el niño o niña, daño físico o enfermedad, como pueden ser: jaloneos, golpes, patadas, arañazos, fracturas, pinchazos, quemaduras, mordeduras, sacudidas violentas, intoxicaciones, etc.

2- Abandono físico o negligencia

Se produce cuando las necesidades físicas básicas del menor (alimentación, vestido, higiene, cuidados médicos, supervisión y vigilancia, condiciones higiénicas y de seguridad en el hogar, y asistencia a la escuela), no son atendidas -temporal o permanentemente-, por ningún miembro del grupo que convive con el niño o niña, ya sean los padres, otros familiares o cuidadores.

3- Maltrato o abandono emocional

Incluye todas aquellas manifestaciones persistentes y muy destructivas, que amenazan el normal desarrollo psicológico del niño o niña, como son: calificativos peyorativos, ridiculización, insultos, menosprecios o desprecios, rechazos, indiferencia, confinamientos, amenazas, etc. Este tipo de maltrato, en los primeros años de vida, ocasiona que el niño no pueda desarrollar adecuadamente el apego, y en los años posteriores, provoca que se sienta excluido del ambiente familiar y social, afectando seriamente su autoestima y sus habilidades sociales.

4- Abuso sexual

Se refiere a todas aquellas situaciones en las que un adulto o niño mayor, utiliza, persuade, induce, seduce o coerciona, a otro niño o niña menor, para que realice, participe o se someta, a cualquier tipo de conducta sexual, para la cual no está preparado(a) evolutivamente. Esto puede incluir, desde la seducción verbal, hasta el contacto físico sexual (con o sin penetración), pasando por los tocamientos intencionados de las zonas genitales, la exposición de los órganos sexuales ante el menor, la masturbación frente a él o ella, y el sexo oral; aunque también se considera abuso sexual, cuando los niños son expuestos a imágenes o videos sexuales, así como a actos sexuales en vivo, entre los padres u otros adultos en casa. En fin, la gama de posibilidades es muy amplia. El principal problema es que el abusador, en la mayoría de los casos, es un varón de la propia familia o cercano a ella, que por su relación de confianza, puede ejercer el abuso sin ser descubierto o inclusive siendo solapado por la propia familia, dejando al pequeño o pequeña víctima en total indefensión.

Y cada día más frecuente, considerada también como una forma de maltrato, está la

5- Incapacidad para controlar la conducta del niño

Es cuando los padres se muestran incapaces de controlar o poner límites a la conducta de sus hijos. En tales casos, los padres manifiestan no saber dónde y con quién están o en qué actividades participan, y justifican tal abandono, por supuestos “problemas” que presenta el niño o niña, ante los cuales “no saben qué hacer”; pero al mismo tiempo, renuncian -implícita y a veces explícitamente-, a solicitar ayuda especializada.

 

Otras formas de maltrato infantil, que vale la pena mencionar, son:

6- Maltrato prenatal, por consumo de drogas legales y/o ilegales durante el embarazo.

7- Síndrome de Münchhasen por poderes. Los padres llevan a los niños con frecuencia al hospital, inventando síntomas o solicitando análisis médicos, para simular preocupación y cuidado de sus hijos.

8- Corrupción. Hacer que los niños practiquen conductas antisociales o desviadas, como prostitución, drogas, etc.

9- Maltrato institucional. Se refiere a cualquier legislación, programa o procedimiento, ya sea por acción o por omisión, procedente de poderes públicos o privados, por profesionales al amparo de la institución, que vulnere los derechos básicos del menor, con o sin contacto directo con el niño o niña.

10- Explotación laboral. Consiste en obligar al niño o niña a trabajar, en detrimento de las actividades escolares o sociales propias de su edad.

 

Si algo de lo anterior te resuena como mamá o papá, pero no sabes qué hacer al respecto ni por dónde empezar, sientes que te rebasa o que no hay solución, no te dejes agobiar por la preocupación, que más tarde se convertirá en culpa. Se trata de tus hijos, nada es más importante o urgente ¡Pide apoyo profesional! Y si no es tu caso, por favor ayuda a crear consciencia en alguien más, compartiendo esta información.

 

maltrato infantil chico

 

maltrato infantil, ¿en casa?
4.6 (91.67%) 12 votes



Regístrate en psii blog
Y recibe en tu correo nuestros artículos, convocatorias y promociones
Tus datos serán de uso confidencial
No te lo pierdas, ¡suscríbete ahora!
×
×
WordPress Popup Plugin