mayor rendimiento escolar con música y danza


Por: Ana Jacqueline Flores Santos.- Pedagoga y Psicoterapeuta integrante de psii.

 

En la actualidad, cuando todo parece ir de la mano con la tecnología, tendemos a darle menor prioridad a las actividades físicas, deportivas, recreativas y artísticas.

Algunos padres, interesados en brindar a sus hijos la actividad motriz que su desarrollo requiere, los inscriben para practicar disciplinas como karate, fútbol, música, baile, etc. Sin embargo, no todos poseen la solvencia económica para cubrir el costo de este tipo de clases o actividades extraescolares, por lo que cuentan únicamente con las materias de música, danza y/o deportes que les imparten en la escuela, las cuales ofrecen más beneficios de los que podemos imaginar.

En esta ocasión, me referiré específicamente a las materias relacionadas con la música y la danza, en las cuales está siempre implícito el movimiento. Según el colegio y grado académico, dichas materias pueden recibir distintos nombres, tales como: Cantos y juegos, expresión y apreciación musical, expresión corporal y apreciación de la danza, educación artística, entre otros.

 

“El conocimiento se inicia por la actividad motriz”

Algunos autores coinciden en afirmar que las capacidades motrices con las que cuenta el alumno, son elementos que influyen directamente en su aprendizaje.

Usualmente la escuela hace accesible a sus alumnos, aspectos de la cultura que son fundamentales para su desarrollo personal y no sólo en el ámbito cognitivo. La educación es motor para el desarrollo, lo que supone incluir también actividades que promuevan el equilibrio personal, habilidades sociales y motrices.

Se han realizado investigaciones que demuestran las mejorías observadas en los niños, al participar en actividades relacionadas con la música y la danza; por mencionar sólo algunas de ellas:

  • El reconocimiento del espacio circundante.
  • El establecimiento de una cronología (tiempo) de los hechos que suceden cotidianamente.
  • Consciencia de las relaciones espaciales y temporales: dominio de conceptos básicos sobre el espacio (arriba, abajo, a un lado, adentro, afuera, etc.) y el tiempo (antes, ahora, después).
  • Desarrollo del lenguaje y de la abstracción.
  • Pronunciación clara, y vocabulario acorde a su edad y medio social.
  • Atención y concentración: capacidad de enfocarse y concentrarse, por un periodo de tiempo razonable, en las actividades o tareas que realiza.
  • Capacidad de memorización.
  • Madurez psicomotora: coordinación de los movimientos gruesos y finos, así como de la coordinación ojo-mano.
  • Mejoramiento de la escritura con letra de molde.
  • Mejoramiento en la realización de operaciones mentales como las matemáticas .

Lo anterior nos hace ver la importancia de que los padres preguntemos a los profesores, qué actividades realizan nuestros hijos en las clases de danza y música, ya que mientras más elaborado sea el plan de estudios, mayores beneficios tendrán en su desempeño y rendimiento académico.

Y no olvidemos que, a edades más tempranas, es ampliamente recomendable incluir dichas actividades en la rutina de nuestros hijos, en lugar de esperar hasta que ingresen a la escuela formal.

 

LIBROS SUGERIDOS:

  • José Barcons Serrat y Narciso García Nieto. Muévete, canta y sé feliz: actividades de educación psicomotriz para niños de 3 a 9 años. Ciencias de la Educación Preescolar y Especial, Madrid, 2008.
  • Juan Rafael Muñoz Muñoz. Actividades y juegos de música en la escuela. Grao, 2014.
mayor rendimiento escolar con música y danza
4.9 (98.57%) 14 vote[s]



Regístrate en psii blog
Y recibe en tu correo nuestros artículos, convocatorias y promociones
Tus datos serán de uso confidencial
No te lo pierdas, ¡suscríbete ahora!
×
×
WordPress Popup Plugin