pubertad y adolescencia


PUBERTAD Y ADOLESCENCIA

Por: Deanna Rejón Gossmann; psicóloga y terapeuta familiar integrante de psii.

La pubertad inicia cuando el cuerpo de la niña o niño cambia, y genera ciertas hormonas que dan paso a los cambios fisiológicos de los órganos sexuales, apareciendo ciertas características que se mencionan a continuación.

CAMBIOS EN VARONES Y MUJERES

En los varones, se desarrolla la fuerza física, sus órganos sexuales aumentan de volumen, crecen la barba y el vello púbico, aparecen las eyaculaciones nocturnas, se produce un cambio en la voz, y el rostro se vuelve anguloso y va perdiendo el aspecto infantil.

Mientras que en las mujeres hay aumento de peso y estatura, las caderas se ensanchan, se desarrollan los senos, crece el vello púbico y aparece la menstruación.

En ambos sexos, el cabello y la piel se vuelven grasosos, por lo que es frecuente la presencia de acné. Los signos de aparición de la pubertad, suelen iniciarse entre los 10 y los 13 años en las mujeres, y entre los 12 y los 15 en los varones.

La PUBERTAD, por tanto, se refiere a los cambios corporales propios de la maduración sexual, mientras que la ADOLESCENCIA es el periodo de transición, tanto psicológico como social, que ocurre entre la niñez y la vida adulta.

En esta etapa tan importante de la vida, los cambios físicos son muy acelerados, lo que produce en los chicos y chicas una autoimagen inestable y en ocasiones negativa. Tanto ellos como ellas, necesitan hacer un esfuerzo importante para irse familiarizando con su nueva imagen, adaptarse a ella y aceptarse. Y durante este proceso, pueden llegar a sentirse inseguros al compararse con sus pares.

Es importante señalar que, aunque su cuerpo esté cambiando y madurando, su mente y sus emociones no se desarrollan al mismo ritmo, de lo cual es muy importante que los padres estén conscientes, a fin de que puedan comprender y apoyar a sus hijos.

¿CÓMO PODEMOS AYUDARLOS?

  1. Platica con tu hijo o hija sobre la pubertad. Si los chicos desconocen o no entienden qué les está pasando, pueden preocuparse por las manifestaciones de su cuerpo.
  2. Explícale el rango tan amplio que existe en el desarrollo “normal”, para evitar que se confunda o se sienta mal, debido a que su propio desarrollo empezó, ya sea antes o después, que el de sus compañeros.
  3. Toma en cuenta que en esta etapa los chicos y las chicas son especialmente sensibles a cualquier observación relacionada con su aspecto físico. Lo que ellos necesitan es sentirse aceptados y amados para fortalecer su seguridad. Muéstrale respeto, cercanía y cariño, para que vaya asimilando y aceptando la transformación que experimenta en su cuerpo.
  4. Cuida y favorece el que mantenga un estilo de vida saludable; esto es, que coma sanamente, haga ejercicio y duerma bien.
  5. Considera el hecho de que en la pubertad el cuerpo de los chicos tiene que consumir gran parte de sus reservas en crecer, por lo que frecuentemente no tienen energía disponible para otras actividades y necesitan dormir más que antes.
  6. Fomenta un ambiente familiar seguro y armonioso, que le brinde una atmósfera de confianza, respeto mutuo y sinceridad.
  7. Desarrolla un vínculo estrecho con tu hija o hijo, de manera que sienta que puede confiar en ti cuando tenga un problema o preocupación.
  8. Trata de entender la forma en que tu hijo experimenta su propio mundo, no trates de cambiarlo, sólo acompáñalo.
  9. Comprende que su rebeldía y sus críticas son parte necesaria de su proceso de crecimiento, no lo tomes como reto personal; deja pasar lo que no es importante, y lo que sí lo sea, háblalo con él o ella.
  10. Permítele un grado de independencia que sea apropiado a su edad, habiéndolo acordado previamente entre los padres.

Finalmente, recuerda que esta etapa de crecimiento de tu hijo es muy importante y que podría ser trascendental en su vida. Mientras más información y orientación tengas sobre el proceso de la pubertad, mejor podrás entenderlo y apoyarlo. Y si sientes que las cosas se te salen de las manos, no dudes en buscar la ayuda de un especialista.

pubertad y adolescencia

También podría interesarte:

Mi hijo adolescente en la cuarentena

Disciplina: herramienta indispensable en la adolescencia




Regístrate en psii blog
Y recibe en tu correo nuestros artículos, convocatorias y promociones
Tus datos serán de uso confidencial
No te lo pierdas, ¡suscríbete ahora!
×
×
WordPress Popup Plugin