un libro… un amigo ¡también de los niños!


23 de abril, Día del Libro, desde 1926.

 

Inculcar en los niños el amor por la lectura, es quizás uno de los mejores regalos que podemos hacerles, ya que les aporta muchísimos BENEFICIOS, entre los más importantes:

1. Mejora su capacidad y progreso lingüístico. Cuanto más tempranamente se ponga a un niño en contacto con la lectura, mayor será su capacidad de comprensión y expresión del lenguaje; de una forma natural, irá adquiriendo un amplio vocabulario, y al mismo tiempo, se sentirá motivado a escribir, e irá desarrollando una buena ortografía y estilo al hacerlo.

2. Favorece su mejor desarrollo afectivo, al darle la oportunidad de experimentar sensaciones y sentimientos, con los cuales disfruta, madura y aprende.

3. Estimula su imaginación e impulsa su creatividad, al viajar y “sumergirse” en otros mundos maravillosos.

4. Le permite compartir momentos gratos en familia, siendo un excelente medio para reforzar el vínculo con sus padres.

5. Y por si eso fuera poco, la lectura también es relajante y ayuda a controlar los niveles de estrés en los niños.

Como todo hábito que se desee infundir en los pequeños, es recomendable hacerlo desde que son bebés, comprándoles libros de tela o plástico, con imágenes que les sean familiares, atractivas y muy coloridas; cuyas “páginas” puedan manipular, para que los vayan incorporando de una forma divertida.

Luego hay que comenzar a contarles cuentos, pues no hay niño que no disfrute escuchando a mamá o papá, haciendo las diferentes voces de los personajes. Y para que sean ellos mismos los  que “lean”, aún antes de saber hacerlo o cuando apenas están aprendiendo (entre los 3 y los 5 años), habrá que elegir libros de cartón grueso y rígido, con ilustraciones grandes y poco texto, que paulatinamente se irán sustituyendo por otros con menos ilustraciones y textos más largos, conforme vayan aprendiendo a leer y se vayan sintiendo más motivados a hacerlo (entre los 6 y los 7 años).

Dia-del-Libro

CONSEJOS PARA DESPERTAR EL HÁBITO DE LA LECTURA EN TUS HIJOS:

1. Designa tiempos específicos a la lectura; un rato antes de ir a dormir es excelente.

2. Haz que el leer sea muy disfrutable y divertido, jamás una obligación.

3. Busca en casa espacios especiales y tranquilos para la lectura, evitando al máximo las interrupciones o distracciones, como la televisión, el internet, los juguetes, etc.

4. Selecciona libros adecuados para la edad, los gustos, intereses y motivaciones de tus hijos.

5. Organiza visitas con ellos a librerías, bibliotecas o ludotecas, para que la lectura se convierta en una actividad divertida y de unión familiar.

6. Enseña con el ejemplo: Si tú lees, ¡tus hijos van a querer hacerlo!

Un libro abierto es un cerebro que habla; cerrado, un amigo que espera; olvidado, un alma que perdona; destruido, un corazón que llora (proverbio hindú).

 

Por: Aurea Díaz de León Carrasco. Directora de psii psicólogas infantiles.

 

un libro… un amigo ¡también de los niños!
5 (100%) 5 votes



Regístrate en psii blog
Y recibe en tu correo nuestros artículos, convocatorias y promociones
Tus datos serán de uso confidencial
No te lo pierdas, ¡suscríbete ahora!
×
×
WordPress Popup Plugin