la visión y el aprendizaje


Por: Maricarmen García del Valle Ortiz.- Psicóloga Infantil y Terapeuta Visual.

 

El éxito de una persona en el salón de clases, en el campo atlético, en el trabajo, o en el desempeño de un pasatiempo, no está determinado por “lo que ve”, sino por “cómo lo ve”. Esto último puede ser mejorado, con resultados favorables en todos los aspectos de la vida.

“Capacidad de visión” y “vista 20/20” no son lo mismo. Visión es un término que abarca todos los aspectos de la actividad neuro-ocular, siendo la vista sólo uno de estos elementos. La vista es qué tan bien veo algo; la visión es qué tan bien entiendo eso que estoy viendo. 

La visión es un proceso que interpreta el ambiente con el sentido de la vista, dando al individuo una cantidad enorme de información que cambia constantemente. Esta información, en conjunto con la entrada de los otros sentidos, le dice al individuo donde está él espacialmente, respecto a cada cosa, así como las oportunidades y los peligros que hay en su ambiente. Por lo tanto, la visión va mucho más allá de la habilidad de percibir el entorno con claridad e implica una habilidad de interpretar lo que se ve.

VISIÓN Y LECTURA

La visión es crucial para las buenas habilidades de lectura. Al leer, los ojos de un niño deben moverse suavemente, señalar exactamente y mantener el enfoque por largos períodos de tiempo. Además, el niño debe tener buena memoria visual, percepción de figura-fondo, y habilidad para distinguir semejanzas y diferencias en formas y tamaños (buena percepción visual).

VISIÓN EN LA VIDA DIARIA

Obviamente la visión no es importante solamente en el salón de clases. La visión es todo un sistema procesador de información, de cuya eficacia depende el desempeño exitoso en muchos aspectos de la vida.

Por ejemplo, en los deportes, el sistema visual dirige al sistema motor y provee a los músculos del cuerpo de toda la información que necesitan, para saber cuándo y dónde contraer y relajar. Mientras esta información visual se procesa más rápida y exactamente, mejor es el funcionamiento atlético.

La visión es también fundamental para la supervivencia. Por ejemplo, al cruzar una calle, no basta con ver claramente a un coche que se acerca; usted debe poder predecir dónde va a estar el coche y cuándo va a estar allí, para evitar ser atropellado. Esta habilidad se basa en las experiencias visuales pasadas y en el desarrollo apropiado de todas las habilidades visuales.

Para tener un mejor aprendizaje y una mayor calidad de vida en general, deben estar presentes las siguientes

HABILIDADES VISUALES

MOTILIDAD OCULAR Habilidad básica de examinación de la información del exterior
RASTREO VISUAL Habilidad de encontrar objetos específicos de manera rápida y exacta
SEGUIMIENTOS OCULARES Habilidad de seguir con los dos ojos un objeto en movimiento
MOVIMIENTOS SACÁDICOS Habilidad que nos permite mover rápidamente los ojos de un objeto a otro
FIJACIÓN Habilidad de mantener los ojos sobre un objeto, mejorando la capacidad de atención y concentración
ENFOQUE Habilidad de ver fácil y claramente un objeto, tanto de cerca como de lejos
VERGENCIAS Movimientos iguales y simultáneos de ambos ojos, que permiten percibir un objeto en tercera dimensión, tanto de cerca (convergencia), como de lejos (divergencia)

EL PROBLEMA PERCEPTUAL

Cuando un niño o adulto presenta dificultades con una o varias de las habilidades antes descritas, decimos que tiene problemas perceptuales, los cuales pueden manifestarse de muchas formas diferentes:

  • Dificultad para desplazar los ojos consistentemente de izquierda a derecha al leer
  • Inversión de letras o palabras al leer o escribir
  • Escritura en espejo
  • Incapacidad para dibujar un triángulo o una figura en forma de diamante
  • Dificultad para distinguir un círculo de un óvalo
  • Lectura o escritura de números al revés
  • Trazo de líneas inclinadas que deberían ser rectas o viceversa
  • Dificultad para dominar ritmos simples o para diferenciar –por ejemplo- su pie derecho del izquierdo
  • Falta de comprensión de lectura
  • Tendencia a perderse en el renglón
  • Mala postura
  • Diversas dificultades con la lecto-escritura
  • Fallas en la atención
  • Dificultades de concentración
  • Bajo rendimiento escolar
  • Bajo rendimiento psicomotriz

E inclusive pueden manifestarse a través de:

  • Cefaleas (dolores de cabeza), ardor de los ojos o mareos
  • Hiperactividad
  • Retraimiento
  • Baja tolerancia a la frustración
  • Problemas de conducta
  • Bajo rendimiento en los deportes
  • Retraso en el lenguaje

Así pues, cualquiera de estos aspectos, puede indicar la existencia de un problema perceptual, o bien, puede estar manifestando que existe un desfase en ciertas áreas, esto es, cuando el aprendizaje o el desarrollo son menores al esperado en una determinada edad. Si éste es el caso, bien podría tratarse de un problema visual corregible.

 

LA TERAPIA VISUAL

La Terapia Visual para los problemas perceptuales, está diseñada para acelerar la maduración del desarrollo, es decir, para contrarrestar –por ejemplo- dos años de desfase en el desarrollo, en aproximadamente seis meses. Puede parecer una tarea difícil, que provoque resistencia en los pequeños; sin embargo, en la mayoría de los casos el niño disfruta mucho de los ejercicios terapéuticos, ya que los encuentra divertidos, y se siente entusiasmado de crecer y aprender.

Al mejorar y lograr un óptimo desarrollo de todas las habilidades visuales mediante la Terapia Visualel mundo cambia para el niño, mejorando su desempeño en todas las actividades cotidianas, y por lo tanto, en todos los ámbitos de su vida.

la visión y el aprendizaje
5 (99.72%) 353 vote[s]



Regístrate en psii blog
Y recibe en tu correo nuestros artículos, convocatorias y promociones
Tus datos serán de uso confidencial
No te lo pierdas, ¡suscríbete ahora!
×
×
WordPress Popup Plugin